domingo, 4 de abril de 2010

no tener, no pensar



Hay veces que el cuerpo y la mente se quedan paralizados. La mirada se centra en un punto. Y se deja de pensar y de hacer.



Esta vez, sucedió entre delgados troncos de árboles, mientras observaba una fila de hormigas...




.

6 comentarios:

J. J. García Rodríguez dijo...

Qué bueno este dibujo también.

(El caso es que se le ve triste... Eso sí que paraliza.)


Un saludo.
Hasta otra!

Genaro Bernilla dijo...

Hermoso, como siempre...
Saludos desde el otro lado del charco

Óscar del Amo dijo...

una cabecera estupenda y tú trabajo igual.

sonoio dijo...

excelente ángela excelente!
y casualmente me encuentro trabajando en una serie sobre bosques

un gran saludo

lucasGDS dijo...

Regálame un guante y te regalo una lupa, para observar las hormigas...


aceptas?

lucasGDS dijo...

Acepto!

Me dices algo al mail??


ejecutado@hotmail.com

:)